domingo, 29 de abril de 2018

Cifuentes, otras historias.

Hoy la prensa vuelve a hablar de ella , ahora el tema es su situación económica, no tiene ni una sola propiedad, sufragó con su  sueldo las deudas del bufete de arquitecto de su marido, hay cosas que resultan incomprensibles, y una de ellas es esta, hay que saber ahorrar, porque la vida da muchas vueltas y te puedes encontrar en blanca. 

Cristina no vivía con lujos, vivía de alquiler en un piso de la delegación del gobierno, no vestía de Prada sino de Zara, a decir de los que la conocen. El delito del robo de las cremas(*) es si cabe secundario, la cleptomanía se puede tratar y curar,para mi lo peor es haber practicado Vudú y haber hecho daño a terceras personas, por una ambición personal. Dicen que hay pruebas, no se como las consiguieron, pero las cosas hay que demostrarlas, no es suficiente con decir, que se tienen pruebas, porque mentir es fácil.

La ambición personal la pudo, y eso le ha pasado factura. Vivió por y para el trabajo, no era mujer de yates, ni de chalets en la costa, gestionaba bien la comunidad desde la perspectiva pepera, la gestión de una comunidad se hace en base a la ideología y se puede hacer bien o mal.Había un punto progresista en ella que molestaba al conservadurismo pepero, y  estaban esperando el momento.

Su situación dicen sus amigos es delicada, no por estar acabada políticamente, sino porque no tienen ni propiedad.Hay que ser más precavido en esta vida, porque además los amores no duran siempre.

* Según el periódico Estrella Digital, Isabel Preysler tuvo el mismo problema en París hace ya tiempo, cuando se estabas divorciando del cantante, se iba de una tienda sin pagar unas cremas, y tuvo que llamara a un amigo para que la sacara del apuro, pues no llevaba suficiente dinero encima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ingrid Alexandra una joven belleza.

Cuando la vi de chica pensé,, bueno no digo lo que pensé, pero Ingrid Alexandra  se ha convertido en todo un bellezón, tiene una bella m...