lunes, 25 de junio de 2018

Lenin y los extrarrestres.

Esta historia que me llega desde Rusia por un conocido, es cuanto menos alucinante, y algunos dirán que estamos piraos de publicar una cosa así, pero no quiero dejar de hacerlo.

En 1997 Igor Bunnich* escribe un libro titulado: En el centro de la maldad.El autor estuvo en Simbirsk y consultó archivos que habían sido desclasificados. Y ahora amárrense los cinturones.


*bunnich es anti leninista.

El 14 y el 18 de Agosto de 1873 (Lenin tenía tres años) un fenómeno anómalo se produjo en Simbirsk, una bola como de fuego fue vista en la ciudad, unos cuerpos  brillantes bajaron del cielo y dejaron un circulo chamuscado, el pequeño Volodia (Vladimir Lenin) desapareció, todo el pueblo lo buscó, apareció dos semanas mas tarde a 30 millas de su casa, pero extrañamente transfigurado.Continua el texto: el 14 de Agosto día de la Asunción una bola de fuego apareció sobre la ciudad, rodeada de una luz azul, el objeto quedó suspendido sobre el campanario de la Iglesia de San Serafín de Sarov, y luego se dirigió a la finca de  Kolokotsev Ruslky, la aparición de esta bola provocó la muerte del ganado en varias fincas,los sacerdotes de las parroquias se asustaron y organizaron una procesión, sacando los iconos milagrosos de San Serafin.

El 15 de Agosto fue encontrado muerto un campesino, lo encontraron boca abajo y la tierra quemada a su alrededor, no había signos de muerta violenta. Dos semanas después de la desaparición de Volodia un grupo de campesinos lo encontró sentado  a la orilla del camino, el niño fue llevado a una estación de policía donde su padre y un medico fueron convocados, el niño estaba tranquilo y había comido, el medico escribió la siguiente carta.
"Estimado señor Gustav Karlovich!
No te he escrito durante mucho tiempo, porque, como comprenderás, la vida del médico provincial que atiende está completamente desprovista de cualquier evento digno de mención. Sin embargo, mi experiencia en Simbirsk recientemente me hizo testigo del caso, que, creo, no carece de interés para usted, especialmente si usted recuerda mucho de lo que quería tanto discutido en los días inolvidables de formación en la Universidad de Colonia.
En algún momento a mediados de agosto, en circunstancias muy misteriosas, desapareció un hijo de tres años de algunos de mis pacientes, gente muy respetable y adinerada. La policía, como siempre, se levantó del suelo, buscando un niño, buscando incluso el campamento gitano vecino y sacando a la Roma de su lugar en esta ocasión. Pero, ¡ay !, todo fue en vano! Los padres estaban desesperados y ya aceptaron las condolencias por su hijo, como el difunto.
Y, quieres, créalo o no, dos semanas después de que el niño desapareció, los campesinos de uno de los pueblos vecinos, que regresaban del henil, lo encontraron sentado a la orilla del camino a unos 30 kilómetros de la ciudad. El niño fue llevado a la estación de policía, donde sus padres, frenéticos de felicidad, y su humilde servidor fueron convocados.
Examiné al niño, quien, a pesar de una ausencia de dos semanas, era un habitus completamente eutrófico, lo que indica que el niño estaba comiendo normalmente y descansando. Sin embargo, lo que noté fue que el chico no reaccionó ante la policía, ni ante mí, ni ante sus padres.
Si nos atenemos a la información que circula por Rusia, estos documentos estaban bajo secreto, tanto si son verdad o como una fantasía popular, el estado soviético no los quiso dar a conocer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Abascal y su fichaje estrella,el cómico Arevalo.

La formación VOX está dando que hablar, otra cosa es que sea para bien.En los partidos la captación de "celebritis" siempre ha...