martes, 31 de julio de 2018

El talento puede exonerar de una culpa.

Es injusto, pero es que el mundo lo es. Este hombre que ven en la foto, y que algunos habrán reconocido es Herbert Von Karajan, director de orquesta (1908-1989) un director con un gran talento, porque directores de orquesta hay muchos.

Karajan se afilió al partido nazi en 1933, y fue patrocinado por Goebbels, cuando Alemania perdió la guerra, muchos alemanes se sintieron"desemparados" y no me refiero a la población que ni pincha ni corta, si no a aquellos que ya habían triunfado en un sentido u otro, fue el caso de karajan, durante el proceso de desnazificación alegó que no lo hizo por convicción sino presionado por las circunstancias, y borrón y cuenta nueva, todo el mundo lo creyó y si alguien tuvo dudas fue igual, Karajan fue el genio de las orquestas en todo el periodo de los años 50/60/70 hasta su muerte.

Su talento le exoneró de culpa. No fue el único, hubo más gente, quizás menos conocida, Carl Orff,. autor de Carmina Burana, el cineasta Leni Riefenstal, el diseñador Hugo Boss, que diseñó todos los uniformes del ejercito y waffen SS, son solo algunos nombres.

Pero el talento de por si solo no es suficiente, tiene que ir acompañado de la diosa fortuna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Abascal y su fichaje estrella,el cómico Arevalo.

La formación VOX está dando que hablar, otra cosa es que sea para bien.En los partidos la captación de "celebritis" siempre ha...