jueves, 15 de marzo de 2018

El hombre que mató a Bin Laden.

¿ Les dice algo este rostro? seguramente no, a mi tampoco,ni siquiera el nombre, Robert O'Neil, el hombre que disparó a Bin Laden, nació en el 76, así que tiene 42 años, aunque hace cinquentón.

El militar que participó en más de 400 operaciones, ha sido condecorado, laureado, y todas esas cosas que terminan en ado y además ha sacado un libro que ya está disponible en España: El operador, historia del Seal que mató a Bin Laden. Dice en una entrevista que dejó de contar el número de muertos cuando pasaron de los 25.

Ya sabemos que vale más una imagen que mil palabras. A mi como a cualquier hijo de vecino, hay gente que no nos gusta, por motivos varios. La muerte de Bin Laden estuvo justificada, pero el Seal no me gusta. 
En el libro explica que las fotos que circularon por Internet son falsas, al parecer la cabeza quedó partida en dos. B.L puso delante a una mujer a la que sostenía por los hombros, pero O'Neil tenía experiencia en asuntos de tiros, y le dio en la cabeza. Se hicieron 20 fotos, y si nos atenemos a lo que dice el Seal, solo ahora con su libro se verán, porque las otras fueron falseadas, es posible, Internet es una caja de resonancia que a veces resulta ser de mala calidad, y cuando no hay se inventa. Da igual que sea un niño perdido o un asesino muerto.

No seré yo la que lea el libro.

Las agresiones a profesionales en España.

El tema de las agresiones en este país hacia un sector es lamentable, no solo son los profesores los que las sufren, también los médicos. Según sanidad 515 en 2017. Los motivos siempre los mismos, pacientes maleducados y de verborrea fácil.

Cuando el niño no aprende,me dijo en cierta ocasión un maestro, es culpa nuestra, porque los niños de este país son todos prodigiosos, cuando se oyen a las madres y sobre todo a las abuelas, no se sale del asombro, en este país no hay ningún niño torpe, ni distraído ni mal estudiante.

En el caso de los médicos, yo por experiencia personal puedo decir que nunca he tenido problemas, he tenido suerte, o quizás he sabido pedir las cosas con cierta delicadeza, pero si el médico estima conveniente que el paciente no necesita una analitica hay que respetar su decisión, de todas formas en todos los ambulatorios hay siempre un director, con el que se puede hablar y solicitar una segunda opinión. 

El problema viene a veces, según me comentó hace tiempo un médico,  cuando hay que dar una mala noticia, pero no tenemos una varita mágica, antes al enfermo de cáncer se le ocultaba la enfermedad, ahora si la familia no dice lo contrario se le dice, y la palabra es cáncer o si queremos otra, tumor maligno, y ahí es donde a veces se produce la violencia por parte del paciente. Otro tema son las enfermedades raras, o cuando hay niños de por medio, el médico no puede hacer milagros, ni tampoco tiene que ser encantador y que le caiga bien a todo el mundo, los hay secos, o incluso antipáticos, pero como en cualquier profesión,¿o es que todos los abogados son gente encantadora? quien dice abogado dice cualquier otro profesional.

La justicia actúa, como no podía ser menos.En en el hospital Virgen del Rocío, sucedió un caso que salió en el periódico, entró un enfermo terminal de cáncer, y el médico le puso un calmante para que no sufriera, al poco falleció y la familia montó un pollo. La gente no acepta la muerta, y a veces tiene que culpar a alguien,y quien está más a mano es el médico. 

Manuel Vilaseró, tu también opinas.

El periodista Manuel Vilaseró ha sido hoy protagonista muy a su pesar, el motivo es un incidente que yo califico de feo.La madre del niño fallecido entra en el programa de Ana Rosa y arremete contra él, de forma ambigua porque no nos hemos enterado que es lo que hay realmente detrás. Dice Patricia Ramirez la madre de Gabriel, que el periodista no ha puesto el foco en los pescaitos, símbolo de la búsqueda de Gabriel. ¿ Ese es el motivo? imagino debe haber algo más, por eso a veces es mejor quedarse en casa, porque puede uno salir trasquilado,la solidaridad no siempre es bien entendida y menos en momentos duros.

Continúa: los motivos por lo que lo ha hecho él lo sabrá y su conciencia y además matiza que no es amigo de la familia, bueno yo también matizo que a veces las amistades no son de todos, el hijo del periodista y Gabriel eran amigos y los padres se conocían,no así la madre, dice también que tiene todo el derecho a decir lo que piensa, sobre todo teniendo a todo un país a tu lado por la tragedia sucedida. 

Afear la labor del periodista que dejó lo que estaba haciendo para estar al lado por lo menos del padre, no ha sido del gusto de toda la prensa, no se puede dudar de su trabajo por motivos espurios, así lo he visto en algún que otro periódico. Y desde los blogs también tenemos derecho a decir lo que opinamos.

A mi me queda la sensación que hay algo oscuro que se nos escapa, pero dadas las circunstancias tan amargas que viven los padres posiblemente no lleguemos  a saberlo,porque creo que ni el periodista lo sabe.Como periodista se ha dedicado a informar, y si hay algo que dijo y no debiera haberlo hecho, todos han actuado así, porque allí no estaba solo Vilaseró, allí había media docena de medios, y se ha desinformado, tergiversado y sacado noticas hasta del dobladillo del pantalón, por eso suena extraña la llamada. Si al final la prensa era molesta, que no los hubieran dejado entrar, pero la prensa a veces viene bien. 
-------------
16/03/18
Añado esto después de haber leído un escrito de los padres.Puntualizan que la información estaba remunerada ¿ el resto de periodistas trabajaba gratis? Arguyen además que no consultaron con ellos lo que podía decir y lo que no. Pregunto, ¿ el resto de periodista lo hizo? En el plató de Antena 3, el periodista especializado en estos temas, primero dijo que que la camiseta no era del niño, después que si. No es normal que los periodistas pregunten a la familia, porque a veces no está para preguntas, y no solo en este caso, sino en todos. Si suelen preguntar a veces a la policía, pero la labor del periodista tiene también un punto de investigación, quizás por eso habló con la abuela.Una pregunta que me hago porque de verdad no lo se ¿ cuando los medios de comunicación se acercan a algunos familiares ofrecen dinero? Sinceramente sigue sin cuadrarme.

Adoctrinamientos, todos iguales de nefastos.

El adoctrinamiento siempre ha sido una constante en los regímenes totalitarios.A raíz de un resumen  escrito por mi,  sobre los niños de...